CLUNIA DESTAPA SUS MOSAICOS

Los mosaicos de la Ciudad Romana de Clunia se abren al público con la llegada de la primavera. El conjunto de mosaicos, que constituye uno de los principales atractivos de la visita al yacimiento burgalés, vuelve a ser visitable tras el periodo invernal, cuando se cierran para su conservación y mantenimiento, de cara a que no se vean afectados por las duras condiciones meteorológicas de la zona.

El horario del yacimiento de verano es de 10 a 14 y de 16 a 20 h.

Clunia fue una de las más importantes ciudades del norte de la Hispania romana. Testigo de trascendentales acontecimientos históricos, alcanzó el rango de colonia y fue capital de un extenso convento jurídico. Con cerca de 30.000 habitantes, se convirtió en una monumental urbe con sus correspondientes foro, basílica judicial, templos, termas y mercados. También contó con un lujoso teatro, construido a principios del siglo I d.C., con capacidad para casi 10.000 espectadores, es el de mayor aforo de toda la Hispania romana.