Las Termas

Entre los romanos, el baño cubre las necesidades higiénicas pero constituye, además, un acto social de primera magnitud. Los romanos se reúnen en los baños para conversar, leer, comer, hacer ejercicios gimnásticos o recibir masajes. La construcción de los edificios termales, su mantenimiento y el pago de sesiones de baño eran un modo habitual de promoción política. En Clunia se conocen tres edificios termales: las pequeñas Termas del Foro y los dos edificios del conjunto termal de Los Arcos.

.

Termas ciudad de CluniaVista aérea del conjunto

Termas. Cciudad de Clunia. Vista aérea del conjunto “Los Arcos”.

Termas del Foro

Situadas al SE. de la Casa 3. Se accede a ellas desde el Cardo por un corto corredor que, a su izquierda, tiene una habitación octogonal con cuatro hornacinas enfrentadas en cuatro de sus lados, acaso con función de apoditerio y, a continuación, antes de acceder al frigidario, se pasa por dos grandes habitaciones para ejercicios y lugar de reunión. El frigidario dispone de una piscina recubierta de mármol de Espejón y pavimento de mosaico y da acceso a un conjunto de salas calentadas con hipocaustos: la pequeña sala situada al N. con función de lacónico o sudatio y las situadas al E. con función de tepidario y caldario. El edificio dispone en su esquina S. de un gran pozo cuadrado.

.

Termas. Ciudad Romana de Clunia

Hipocausto: sistema de calentamiento característico de una terma romana. (Adam).

Los Arcos

En Los Arcos se encuentran dos edificios independientes con distinta orientación y separados por una calle porticada. Ambos edificios, Los Arcos I y II, forman parte de un mismo proyecto de ordenación urbana que reserva este sector de la ciudad a fines termales. La proximidad de ambos edificios y su emplazamiento quizás pueda explicarse por una mayor facilidad, en esta zona de la ciudad, para aprovisionarse de agua de las lagunas del subsuelo. Las fachadas principales y los ámbitos de uso público se orientan a Mediodía. Hacia el Norte se disponen las dependencias destinadas a los servicios y equipamientos Construidas a lo largo del siglo I sufren diversas modificaciones, la más importante el añadido, en el siglo II, de las grandes aulas cubiertas. El conjunto de los dos edificios termales de Los Arcos constituyen un ejemplo único, por la magnitud y calidad de su construcción, dentro de la arquitectura romana de la Península Ibérica y son una muestra más de la importancia dada por Roma a la ciudad en los dos primeros siglos de su imperio.

Termas. ciudad de Clunia Daerea

Vista aérea

TReconstrucción de los Arcos

Reconstrucción de los Arcos